Jalasano

Blog sobre las viejas costumbres, lo natural, y la gastronomía tradicional y artesana.

Trash Cooking: Aprovecha… ¡Y buen provecho!

Trash cooking para los más vanguardistas, traducido sería algo así como cocinando con desperdicios. Así se denomina la nueva tendencia culinaria llevada a la práctica por varios cocineros de renombre españoles. Se trata de aprovechar todo aquello que normalmente acababa en el cubo de la basura, ya sean partes del producto que no se utilizaban o sobras de días anteriores. Vamos, lo que viene siendo el “aquí no se tira nada” de toda la vida pero con un término inglés que lo hace mucho más moderno.

patatas_pielEsta filosofía de aprovecharlo todo siempre se ha llevado a cabo en los hogares más humildes, pero ahora llega a la alta cocina, y es que la crisis en mayor o menor medida nos afecta a todos. Estamos cambiando la abundancia sin medida por una comedida escasez, el desperdicio sin sentido por dar sentido a los desperdicios y el “necesito gastar” por “gastar lo que necesito“.

LLegó la hora de dar rienda suelta a nuestra imaginación en los fogones con el fin de ahorrarnos unos “euritos” que nos permitan llegar a fin de mes de una manera más desahogada. Bastará con mirar la tabla de cortar después de elaborar cualquiera de nuestros guisos tradicionales y tratar de aprovechar esas partes de carnes, pescados y verduras que a pesar de que nadie nos haya dicho que no se pueden consumir, la costumbre las conduce al desecho. Habrá también que buscar la forma de dar salida a las sobras de estos guisos que antes solian ir directos al contenedor de despojos.

En trash cooking se aprovecha la médula del atún, vísceras de sardinas, corazón e hígado de pescado, plancton e incluso el semen de la caballa. Un ejemplo sería el “Arroz meloso de plancton marino puro con calamares y alioli ahumado”, de Ángel León en su restaurante Aponiente del Puerto de Santa María. Al cocinero de a pie le puede quedar un poco grande este tipo de cocina, pero hay otra trash cooking más al alcance de todos, la que se elabora con productos que pasan a diario por nuestras manos. Para complementar a tu imaginación puedes descargarte en la red un libro de recetas con sobras editado por COGERSA y que se llama “Resaborea, 40 recetas sin desperdicio” o basta con escribir en Google “cocinar con desperdicios” y tendrás a tu disposición un amplio repertorio de ideas con las que aprovechar alimentos como la piel de la patata, las cascaras de la naranja, los hierbajos de la zanahoria, el pan duro, las sobras de carne o las vísceras de animales. Asi que nunca mejor dicho… ¡Buen provecho!

Foto: El pais

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en abril 6, 2013 por en Cocina artesana, Curiosidades, Gastronomía y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: