Jalasano

Blog sobre las viejas costumbres, lo natural, y la gastronomía tradicional y artesana.

Plagas: La oruga de la col

Es muy gratificante tener plantadas las coles y ver cómo crecen, pero no lo es tanto descubrir cómo un grupo de orugas están pegándose un festín con las hojas de las coles que pretendíamos cosechar.

Huevos

HUEVOS – Imagen de http://www.123rf.com

Después de la hibernación, en la primavera, la mariposa emerge de su crisálida, se aparea con el macho y deposita sus huevos en el envés de las hojas de la col.

Al cabo de 12 días aproximadamente esos huevos eclosionan para convertirse en larvas, que desde un principio se alimentarán de las hojas de nuestros repollos.

Larvas_Orugas

Las larvas se convertirán en orugas adultas en pocos días. Irán realizando mudas, cambiarán su color, incrementarán su tamaño y sus ganas de comer.

En dos semanas apróximadamente ya se habrán transformado en mariposas. Desarrollan su actividad de marzo a octubre, a partir de aquí formarán la crisálida en la que hibernarán hasta la primavera siguiente.

Mariposa - Imagen de nosolooso

Mariposa – Imagen de nosolooso

Para prevenir sus devastadores efectos podemos plantar bastante flora auxiliar para engañarlas; suelen sentirse muy atraídas por lavandas, anthemis, nepetas, equináceas y coreopsis entre otras. Además, colocar una hoja de helecho encima de cada col mantendrá alejadas a las mariposas y rociarlas con una disolución de sal marina (50 gramos por cada litro de agua) aleja a las orugas.

Estos sistemas preventivos no son infalibles, así que debemos mantener vigiladas nuestras coles. Con una vuelta de reconocimiento cada diez o quince días será suficiente. En caso de encontrar huevas o larvas las podemos aplastar con el dedo, si la cosa es más grave y tenemos una importante plaga de orugas adultas podemos rociar las plantas con bacillus thuringiensis (insecticida biológico fácil de encontrar en tiendas de jardinería) es una levadura que contiene una bacteria que actúa paralizando el sistema digestivo de las orugas, se aplica diluída en agua y siempre cuando haya desaparecido el sol.

La oruga de la col no se puede considerar una especie beneficiosa, ya que, aunque los adultos participan en la polinización, luego sus larvas se cobran con creces este beneficio en forma de daños al agricultor y sus cosechas. Además, ya hay insectos en la naturaleza mucho más eficientes para esta función, las abejas son el mejor ejemplo.

En la naturaleza, una especie de avispa (Apanteles glomeratus) cuyas larvas parasitan a las orugas, son su mayor enemigo. Así que ya sabéis, no estáis solos en esto, entre vosotros y Apanteles, estamos seguros que podréis salvar la cosecha. ¡Saludos Jalasaneros!

Un comentario el “Plagas: La oruga de la col

  1. elbosqueboscoso
    abril 19, 2013

    Reblogged this on Elbosqueboscoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en abril 18, 2013 por en Naturaleza, Vida en el campo y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: